Salsa de tomate saludable y  natural, sin aceite cocido ni grasas trans. Rico, nutritivo y sabroso como lo hacía la abuela!

Ingredientes:
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

  • 1 cebolla mediana
  • 1/4 de ají morrón
  • 1/4 de ají verde
  • 1 cebolla de verdeo
  • Agua preferentemente filtrada
  • 1 pizca Ají molido
  • 1 pizca Pimentón dulce
  • 2 hojas Laurel
  • Sal marina c/s
  • Orégano c/s
  • Tomillo c/s
  • 4 tomates perita
  • Aceite de oliva de primera prensada en frío.

 

Preparación:

Pelar la cebolla y picarla.

Limpiar los ajíes y quitar la parte blanca, picar.

Lavar muy bien la cebolla de verdeo especialmente en el nacimiento de sus hojas, quitar lo que esté feo y picar.

Pelar los tomates perita, colocándolos por 1 min en agua que esté hirviendo (pero no en el fuego), de esta manera la piel se desprende fácilmente. Cortar un tomate en cuadraditos pequeños y los otros tres licuarlos.

Colocar en una cacerola un poco de agua filtrada,  la cebolla, los ajíes y la cebolla de verdeo. Condimentar con una pizca e ají molido y otra de pimentón dulce, las hojas de laurel, el orégano y el tomillo. Cocinar hasta que la cebolla se torne a penas transparente. Agregar en ese instante el tomate y cocinar 10 min. Condimentar con sal marina.

Al momento de servir, y una vez en el plato, rociar con un chorrito de aceite de oliva de primera prensada en frío.

Así obtendrás una Salsa de tomate saludable para acompañar tus comidas!

Pin It on Pinterest

Share This

Comparte!

Comparte esta página con tus amigos!